Nuestros Demonios

Autor: José Manuel Guzmán Godos
244 consultas

¿Se han dado cuenta qué tan presente está el concepto DIABLO o DEMONIO en nuestras vidas?

Si nos robamos la luz, lo hacemos a través de un cable que llamamos "diablito".

Si tenemos que cargar algo pesado, conseguimos un DIABLO.

Si nos sucede algo que nos causa oposición o problema, exclamamos DEMONIOS !".

Si vemos a una chica guapa vestida de rojo, decimos "QUE EL DIABLO ME LLEVE".

Si alguien sale huyendo a toda prisa decimos: "SALIÓ COMO ALMA QUE SE LLEVA EL DIABLO".

Si encontramos a algún camarada muy feo, le apodamos "EL CHAMUCO"; También hay un pan con ese nombre... y una revista política.

Si alguien se enoja mucho, se pone "ENDIABLADO O ENCHAMUCADO".

Si algo resulta espeluznante, decimos que es  "DEMONÍACO o DIABÓLICO".

Creo que con estos ejemplos es suficiente... ustedes tendrán más frases que compartir...¡qué demonios...!

La figura del ENEMIGO MALO se agiganta. Sin duda atormentó a los Santos, a los Sabios y hasta al mismo Jesús El Cristo.

¿Cuáles son entonces nuestros DEMONIOS?

Te pondré algunos ejemplos:

Son comportamientos perjudiciales y hábitos nocivos que nos encadenan y no nos permiten vidas sanas y felices.

Los celos - El miedo - La actitud negativa - Las negligencias - Los vicios - La hueva - La tranza - El engaño - La mentira - Estar pobre - Prometer y no cumplir la palabra - Dejar todo para después - Ser omiso –Traicionar - Llegar siempre tarde - Tener excusas para no cumplir - Endeudarse y no pagar – Mentir - Hacer las cosas a medias y mal - Las adicciones.. etc., etc., etc. Es decir, todas las conductas recurrentes que nos meten en problemas con nuestra dinámica de vida y con nuestros entrañables amigos y seres amados.

Nuestros DEMONIOS son nuestros MALOS HÁBITOS... La clave para vencerlos es, en primer lugar, saber cuáles son, evaluar que problemas y daños  nos causan, y tomar una decisión valiente y comprometida para debilitarlos y vencerlos con UNA ESTRATEGIA INTELIGENTE Y UNA CONSTANCIA A TODA PRUEBA para encauzar nuestra energía a hacer lo opuesto de lo que nos atormenta.

Te daré tres ejemplos: PARA VENCER UN DEMONIO NECESITAS MUCHA AYUDA.

DECIDIRLO, ARMAR UNA ESTRATEGIA, BUSCAR QUIEN TE ACOMPAÑE (DESGRACIADAMENTE NO SOMOS MUY FUERTES SOLOS) Conozco gente que ni siquiera va al baño sola o tampoco a la tienda de la esquina).

NECESITAS UNA PERSONA QUE TE ACOMPAÑE EN TU AFÁN DE VENCER TUS DEMONIOS... y que sea FIRME para jalarte las riendas cuando te sientas flaquear, y te estimule para que lleves a buen fin cada esfuerzo.

CREER EN TÍ y tener un objetivo claro de por qué quieres vencer ese DEMONIO en particular... Te aseguro que si puedes vencer el primero, podrás vencer todos los que te propongas.

Te recomiendo la lectura de "LA AUTOBIOGRAFÍA DE BENJAMÍN FRANKLIN" y "EL VENDEDOR MÁS GRANDE DEL MUNDO DE OG MANDINO”, Ahí encontrarás claves precisas para vencer a tus DEMONIOS...

¡SUERTE!

Compártelo con tus amigos por

No cuenta con ninguna opinión. Sé el primero en opinar.





Otros artículos

Otros artículos

© Todos los Derechos Reservados - Diseño: ¡Ya lo Encontré! El Directorio de México