Trabajar Bajo Presión

Autor: José Manuel Guzmán Godos
194 consultas

Comenzaré este escrito haciéndote dos preguntas aparentemente disímbolas al título del tema que nos ocupa:

  • ¿Te sabes el Himno Nacional y lo puedes cantar cuando es necesario hacerlo?
  • ¿Te sabes el Padre Nuestro y lo puedes rezar cuando sea necesario hacerlo?

A la mayoría de nosotros nos disgusta trabajar bajo presión. Representa stress y se asocia con una sensación de malestar psicológico y la incertidumbre de que tal vez no se cumpla con el trabajo en los tiempos establecidos. Para empeorar la situación, si tenemos un jefe o supervisor exigente, podemos perder el control y cometer errores que retrasan la tarea y ponernos disgustados a realizar el trabajo, ya sea académico o en nuestro centro laboral.

Actualmente, parece que el tiempo nos rebasa en todo. Generalmente andamos atrasados… para llegar puntuales a algún lugar, cumplir las citas, pagar las cuentas, entregar encargos o encomiendas de trabajo, etc.

Todos tenemos a nuestra disposición la misma cantidad de tiempo, lo más que podemos hacer al respecto es ADMINISTRARLO.

Aquí hay una clave para comenzar a manejar el trabajo bajo presión: Conocer cómo administrar el tiempo y saber exactamente cuánto del mismo llevará la tarea y adelantarse para comenzar inmediatamente.

Se dice que desde el inicio de los tiempos los trabajos se hicieron en un tiempo determinado:

La creación tardó 6 días en realizarse y se descansó el séptimo. Es decir, se hizo en 7 días. La duración de un año es de 365 días; Las estaciones del año se dividen en 4 y abarcan 3 meses c/u. La Naturaleza nos da muestra de que los eventos están divididos en ciclos: comienza, termina; comienza, termina; comienza, termina….

Por tanto, hay dos categorías en este tipo de eventos, aunque tal vez debiera decirse que son tres: LOS CICLOS NATURALES Y QUE TIENEN UN TIEMPO PROPIO NO FIJADO POR NOSOTROS; LOS CICLOS DE TIEMPO LÍMITE PARA SU CONCLUSIÓN Y QUE NO DEPENDE DE NOSOTROS, SINO DE JEFES, LÍDERES, SOCIEDAD, RELACIONES, INSTITUCIONES, Y A LOS CUALES NOS TENEMOS QUE AJUSTAR, Y LOS CICLOS QUE NOSOTROS NOS IMPONEMOS PARA COMPLETAR UNA TAREA O LLEVAR A BUEN FIN UN TRABAJO O EVENTO.

Sabiendo esto, será más fácil poder entender que pasa lo mismo con nuestras responsabilidades laborales. Aquello que llamamos trabajar bajo presión no es nada más que un ciclo que hay que cumplir a tiempo y poner al mismo a trabajar a nuestro favor, en vez de permitir que el tiempo nos coma y nos haga ver como incompetentes; significa estar conscientes del tiempo y adelantarse o estar en posesión de nuestros ciclos de ejecución.

He aquí algunas sugerencias extras para manejar el trabajo bajo presión:

  • Asumir que es algo normal, ya que cada tarea lleva un inicio, un desarrollo y un tiempo límite para terminar y ser entregado.
  • Sentirse capaz de abordar la tarea y terminarla.
  • Sentirse orgulloso de ser elegido para realizar una tarea importante.
  • Antes de comenzar cualquier tarea, calcular el tiempo que llevará o en su defecto, asignarle un tiempo razonable y pactarlo con el jefe, líder, gerente o cliente o con quien negociemos.
  • Responsabilizarse auténticamente de los tiempos de entrega.
  • Tener a la mano los recursos, información, tecnología, y objetivo final de la tarea.
  • Reportar a los superiores o involucrados en el asunto, los avances del proceso y estar dispuesto a ajustar tiempos en caso de no poder cumplir con el tiempo límite.
  • Comprometerse a ser un Maestro en la ejecución de los procesos asignados, esto se logra con práctica y concentración.
  • Solicitar ayuda a los compañeros e incluso al mismo jefe para terminar la tarea a tiempo.
  • Evitar distractores mientras se ejecuta la tarea. (Visitas inoportunas, llamadas innecesarias, chat, música, ver videos, movimientos inútiles, etc.)
  • Priorizar. En tu trabajo… ¿Qué va primero y qué va después? Hay que generar una lista diaria de las cinco cosas más importantes para despachar y despacharlas… en la medida de lo posible.

Espero que estas sugerencias te permitan manejar el trabajar bajo presión de manera más cómoda.

¡¡Ah sí!! El Himno Nacional y el Padre Nuestro… te los aprendiste cuando eras niño y no los has olvidado… si enseñas a tus hijos desde ahora a trabajar bajo presión, NO LO OLVIDARÁN…

SALUDOS CORDIALES

Compártelo con tus amigos por

No cuenta con ninguna opinión. Sé el primero en opinar.





Otros artículos

Otros artículos

© Todos los Derechos Reservados - Diseño: ¡Ya lo Encontré! El Directorio de México