Dieciseis Toneladas

Autor: José Manuel Guzmán Godos
91 consultas

Es el nombre de una canción muy popular escrita en 1953 por el compositor Norteamericano Merle Travis, grabada en 1955 por el cantante Tennesse Ernie Ford y fue muy famosa en la voz del cantante mexicano Alberto Vázquez, quien la grabó en el año de 1965.

En esta ocasión comentaremos su contenido y veremos que después de casi 60 años, hay muchas cosas que no han cambiado y habrá que hacer algo al respecto.

Sixteen Tons, (dieciséis toneladas) trata de la durísima vida que tenían los mineros, negros en su mayoría, en la minas de carbón… he aquí algunos duros párrafos que narra el protagonista…

Su nacimiento se da en un día lluvioso y gris, el minero crece solo… en un ambiente duro, de carencias, violencia y limitaciones, y sin el calor de una vida familiar… sus condiciones de trabajo son duras, trabaja con el músculo y la espalda y a pesar de que se esfuerza, siempre está endeudado, su patrón sólo se limita a decirle “trabaja duro” El minero le dice a San Pedro: “Por favor, no me llames aún; no puedo ir… le debo hasta el Alma a la tienda de mi Compañía”(deudas)

En otro párrafo dice: ”Si me ves venir, hazte a un lado; muchos hombres no lo hicieron… y se murieron, tengo un puño de hierro y otro de acero… si el puño derecho no te alcanza a dar, entonces lo hará el izquierdo” lo cual nos habla de su resentimiento y su odio por la vida por las condiciones laborales y de existencia que está condicionado a vivir.

El coro dice: “Descargas 16 toneladas (de carbón) ¿y qué obtienes? Otro día más viejo y lleno de deudas… San Pedro, no me llames…” ¿Te parece actual esa queja?

Sí, lamentablemente nos habla de la explotación que se sigue dando en MUCHOS centros de trabajo, en donde se sigue abusando de la clase trabajadora a pesar de que hay leyes que regulan el trabajo… hay empresas pequeñas, medianas y grandes que escatiman a sus trabajadores, aún en pleno siglo XXI, las más elementales prestaciones como marca la Ley. Por ejemplo: Seguro Social, Utilidades, Horas Extras, entre otras contempladas por la legalidad.

Aunado a la necesidad del ingreso para la vida y el desconocimiento de los derechos laborales que son de cada ciudadano, se siguen presentando cuadros de desesperación y depresión entre las clases trabajadoras.

Sé que perderé popularidad entre los empresarios que me leen, pero, en honor a la justicia, sé que ellos mismos no tolerarían que un ser amado de su familia fuese explotado… y también sé que en los inicios de su vida productiva, ellos mismos, vivieron explotación mientras escalaban la escalera del éxito empresarial… es duro, pero es real...

¿Será necesario repetir los mismos patrones y hacer de “Dieciséis Toneladas” nuestro himno de vida? Lo dejo a su criterio.

Hay gente que dice: A mí me explotaron… ¿Por qué yo no he de explotar a los demás cuando se pueda?

Espero que podamos, como sociedad, trascender esas prácticas poco motivantes y nada progresistas.

Para que haya ganancia en la fuerza trabajadora, urge que sepan que:

  • El que trabaja sólo con la fuerza muscular, gana lo mínimo.( Sé que habrá objeciones) comenten.
  • El que trabaja con las manos, gana un poco más.
  • El que trabaja con EL CEREBRO, gana lo que sus metas y competencias le permiten.

Por tanto, la preparación en destrezas y competencias seguirán siendo la base del buen sueldo y la seguridad financiera del colaborador; así también la ética y el apego a la Ley, deberá ser el eje rector de los empresarios… me gusta sixteen tons como expresión artística; no como forma de vida ni para mí, ni para la gente con la que guardo lazos comerciales, de educación y de negocios.

Saludos Cordiales

Compártelo con tus amigos por

No cuenta con ninguna opinión. Sé el primero en opinar.





Otros artículos

Otros artículos

© Todos los Derechos Reservados - Diseño: ¡Ya lo Encontré! El Directorio de México