El Sacrosanto Arte de Confirmar los Compromisos

Autor: José Manuel Guzmán Godos
89 consultas

…y las citas sociales, y las románticas, y las juntas de trabajo y de negocios...para no provocar el disgusto, el desencanto y la decepción que resulta, al ser esperados y no llegar, al haber celebrado un compromiso y no cumplir, al haber empeñado la palabra y no sostenerla.

Hay cosas que han cambiado a peor. Por ejemplo: En generaciones anteriores se hacían los tratos entre “hombres de palabra” y ésta se cumplía a cabalidad. En las familias, de quienes me leen ahora, lo podrán comprobar preguntando a los abuelos y personas mayores.

Otras buenas costumbres se han perdido. Hoy se nos hace fácil decir SÍ a cualquier propuesta y a la hora de la acción simplemente no presentarse. Fatal.

Parece que debiésemos re-tomar algunas de las ideas de Manuel Carreño, escritor venezolano quien, en 1853, lanzó al público su famoso Manual de Urbanidad y Buenas Maneras que influyó favorablemente a varias generaciones, para que la civilidad se pudiera vivir.
Aunque para la mayoría de las personas este manual es desconocido, desde aquí les invitamos a consultarlo… no les perjudicará y algo hará aún en estos tiempos para aprender comportamientos sociales.

Para confirmar un compromiso o una cita se puede manejar de dos maneras muy sencillas: de entrada, valorar el compromiso… es un privilegio ser invitado, pero hay que medir si se puede o no. Hay que aprender a decir: “Te agradezco la invitación, pero no puedo asistir”
Otra forma decente de manejar estas situaciones es: tomarte la molestia de enviar un breve mensaje vía cualquiera de las alternativas tecnológicas que existen; o tomar el celular o el teléfono público e invertir un mísero minuto en una llamada y comentar con anticipación: “Gracias por la invitación, por esta ocasión no puedo acompañarte; para otra vez será”

Y… ¿Sabes qué? Te van a agradecer que avises que no vas, a que realices la descomunal grosería de dejar plantada a la persona que tuvo a bien hacerte una invitación… en el Área que sea.

También es cuestión de imagen; si confirmas, tanto si vas como si no , te tendrán como una persona confiable, respetuosa y formal… de lo contrario, darás la imagen de una persona poco seria, irrespetuosa e informal… poco confiable para hacer negocios o sostener una relación que valga la pena.

Por tanto, con un poco de buena voluntad y la actitud correcta podemos hacernos dueños de una conducta que nos agradecerán y con la cuál transitaremos más orgullosos y que sin duda nos abrirán nuevas puertas, para seguir vigentes y con buenas relaciones públicas y personales.
Inténtalo, no pasa nada salvo que seas mejor apreciado y no decepciones a la gente que te aprecia y te toma en cuenta.

Saludos cordiales

Compártelo con tus amigos por

No cuenta con ninguna opinión. Sé el primero en opinar.





Otros artículos

Otros artículos

© Todos los Derechos Reservados - Diseño: ¡Ya lo Encontré! El Directorio de México