Los Jovenes y el Exceso de la Tecnología

Autor: José Manuel Guzmán Godos
917 consultas

Padece la sociedad actualmente una pesada y problemática transición en los hábitos de la llamada generación digital, es decir, los jóvenes que han nacido con las posibilidades de manejar desde la cuna, la oportunidad de contacto con tecnologías avanzadas y al alcance de cada vez más población infantil y juvenil.

Ninguna actividad humana es sana cuando no hay orden, disciplina y/o buen uso de lo que se tiene a mano.”NADA CON EXCESO, TODO CON MEDIDA”, Dice un bien conocido comercial y que aplica perfectamente a lo que tratamos aquí.

A tiempo presente, el uso desordenado de la tecnología entre los jóvenes, provoca disgustos en casa y problemas y pérdidas en los negocios.

DISGUSTOS EN CASA

Los jóvenes utilizan sus celulares o pc´s casi todo el día para jugar, chatear, oír música y descuidan tanto sus estudios como su convivencia familiar, ya que, aunque estén con otros miembros de la familia, no interactúan con ellos. A veces se encierran en sus cuartos y se desvelan y al día siguiente les cuesta levantarse temprano para ir a la escuela. Se vuelven irritables y agresivos cuando se les pide que regulen el uso de su tecnología a horarios más convenientes. En muchos casos el uso de la tecnología se ha vuelto un vicio, y como todo vicio es nocivo, tanto para quien lo tienen como para quien convive con el adicto. Esto afecta terriblemente a los padres y la dinámica de las familias y a los jóvenes no parece importarles aunque más bien pienso que no saben cómo manejar su adicción.

PROBLEMAS Y PÉRDIDAS EN LOS NEGOCIOS

Tanto los buenos hábitos como los malos se llevan al centro de trabajo. Las quejas de los empleadores respecto a sus empleados en ese rubro, se remiten a lo mismo: los empleados jóvenes se distraen demasiado en horas de trabajo con la tecnología, ya que no se concentran y se la pasan escuchando música, chateando y enviando mensajes lo cual afecta la productividad, mantiene bajo el nivel de atención de calidad al cliente y produce errores en el trabajo lo cual causa pérdidas económicas.

La tecnología no es mala en sí misma y los jóvenes usan esa herramienta como parte de su desarrollo porque es muy atractiva y seductora sin embargo, su uso debe ser regulado.
Cuál sería la mejor manera de corregir estas fuentes de disgusto en casa y problemas y pérdida en los negocios? El asunto debe ser preventivo en vez de correctivo.

Si un padre de familia va a proporcionar un celular, o lap a su hijo, hay que advertirle que no es solo un juguete, sino una herramienta de muchas posibilidades y precisa ser muy concreto al decirle: “úsalo una hora” o ”úsalo dos horas” y proceder a recogerlo a esa hora… con firmeza y sin concesiones para implantar con ese sencillo acto, el hábito de la disciplina el respeto a los límites, tan útil en su educación y a lo largo de toda la vida. Hay que hacer esto cada vez que el hijo use el aparato. Si se le permite tiempo ilimitado, será una señal de desafío a la autoridad y el hábito no se formará con las concebidas consecuencias. Padres… pónganse las pilas y no cedan ante el berrinche o la manipulación infantil so pena de sufrir las consecuencias.

Si un empleador va a contratar a un(a) colaborador(a), hay que establecer las reglas de uso del celular…tal vez permitir una llamada de urgencia en caso extremo, aunque de preferencia absolutamente prohibido el uso de celular en el centro de trabajo… mantenerlo apagado y/o usarlo solamente a la hora de la comida y después de salir del centro de trabajo… O establecer las reglas de uso desde la contratación. Conviene incluir POR ESCRITO estas instrucciones en el reglamento de trabajo desde la entrevista. Si un colaborador no es informado al respecto, se sentirá con todo el derecho de usar el tiempo de la empresa para sus asuntos personales. Ahí la mentalidad es de que “LO QUE NO ESTÁ PROHIBIDO, ESTÁ PERMITIDO”

Así que Padres de Familia y Jefazos, tienen la solución en sus manos… lo mismo debiera aplicarse en las escuelas. Ejerzan su liderazgo y sean pro-activos.
Si el hábito ya está arraigado, habrá que negociar respetuosa y responsablemente, a través del diálogo el uso responsable de la tecnología… si son guiados correctamente, sus hijos y sus colaboradores se lo agradecerán y su hogar y negocio transitarán más armoniosamente… si no enfrentan o no son capaces de implantar el hábito de la moderación en sus liderados, una fuerte dotación de paciencia y tolerancia y una caja grande de aspirinas no les vendrían mal.

Adicionalmente, debiésemos todos iniciar una cruzada y EXIGIR en los planteles Básico, Medio y Superior, el regreso a la buena ortografía ya que, esta nueva tecnología ha provocado que se destroce nuestro bello idioma.

Saludos cordiales

Compártelo con tus amigos por

No cuenta con ninguna opinión. Sé el primero en opinar.





Otros artículos

Otros artículos

© Todos los Derechos Reservados - Diseño: ¡Ya lo Encontré! El Directorio de México