Para un Orador no hay Tema Tabú

Autor: José Manuel Guzmán Godos
252 consultas

Y eso está… ¡fenomenal!… porque la persona entrenada en oratoria y comunicación ejerce con libertad plena de saber CÓMO, CUÁNDO Y DÓNDE entregar sus discursos o información con todo conocimiento de causa y sin estar sujeto a las restricciones de que: “DE ESO NO SE HABLA AQUÍ”

Explicaré más a fondo las ventajas que brinda el hecho de entrenarse en técnicas de comunicación que se denomina ORATORIA y que, asombrosamente, no se alcanza a dimensionar todas las ventajas que tiene entrenarse en ese arte.

Hace unos meses la alcaldesa de Monterrey, Nuevo León en un discurso oficial entregó la ciudad a Jesucristo, por lo que fue acremente criticada y colegas suyos pidieron su renuncia inmediata.

Del mismo modo, un conocido cardenal se atrevió a comentar en el púlpito algunas reformas que se deberían hacer a la Constitución, se le fue encima el pleno de la Cámara de Diputados.

En los salones regulares de clase no se puede hablar de religión ya que la educación debe ser laica. (Aun no entiendo entonces por qué hay colegios religiosos)
Sorprendentemente para mí, existen verdaderos talentos en ciencias que no se permiten hablar de Ciencia Ficción, Ovnis por ejemplo, ya que serían muy mal vistos por sus colegas y por consiguiente se abstienen de hacerlo.

Vivir con tantas restricciones del lenguaje es desastroso, limitante en todos los aspectos.
Un Orador entrenado adquiere el conocimiento para hablar de lo que sea, con quien sea y cuando sea, desarrolla también la habilidad de iniciar o avivar e incluso polemizar una buena charla. Esa libertad y variedad en el uso de la palabra le capacita para vivir una vida más plena, comunicándose con tantas personas como le sea posible, ya sea en grupo o persona a persona.

Es cierto que en las profesiones que antes mencioné hay protocolos por cumplir, aunque nuestro lenguaje es tan vasto que se puede hablar de cualquier tema en cualquier grupo con la prudencia y el conocimiento necesario y salir bien librados en los diálogos, charlas, o negociaciones que nos toque sostener.

Si eres varón y te cuesta trabajo hablar con las feministas o al revés…

Si hasta ahora no te sientes cómodo con tu manera de hablar y quieres salir bien librado de situaciones complicadas de comunicación, o si quieres aprender cómo argumentar y tener mucha seguridad en ti mismo, ahora o más tarde, regálate un entrenamiento en comunicación efectiva.

Hay mucho poder en saber que para el Orador entrenado, No hay tema tabú.

Saludos cordiales

Compártelo con tus amigos por

No cuenta con ninguna opinión. Sé el primero en opinar.





Otros artículos

Otros artículos

© Todos los Derechos Reservados - Diseño: ¡Ya lo Encontré! El Directorio de México