Para qué sirven las Materias Escolares

Autor: José Manuel Guzmán Godos
416 consultas

Tomando en cuenta la agitación social que ha provocado el conflicto magisterial y todo lo que conlleva, me parece que es buen momento para re-orientar algunos conceptos básicos que a veces no se abordan y que harán gran diferencia en los años escolares, para que los estudiantes sepan realmente a qué van a la institución educativa, y para que los padres vayan más allá de sólo llevarlos a la escuela y demandarles buenas calificaciones. Si tanto los padres, como los alumnos saben para qué sirven las materias a la que están expuestos, estarán aportando un gran valor extra y el paso de los alumnos por la escuela les ayudará a vincular sus materias escolares para la vida y no sólo para pasar los exámenes y los grados.

Listaré a continuación las diez materias más significativas y que es necesario que se explique a los estudiantes para qué sirven y no tan sólo como una obligación que puede convertirse en odiosa y/o aburrida en los años escolares.

1.- Matemáticas. La reina de las materias. Sirve para todo en la vida. En pocas palabras, todo es matemático. La utilidad práctica está a la vista de todos, todos los días. Tres ejemplos sencillos: Nuestro sistema monetario… todas las acciones de comprar y vender dar cambio y cobrar correctamente. A cuántos grados hierve el agua o medir la temperatura del día para saber si hará calor o frío. Compete al docente hacer amable el aprendizaje y mostrar sus bondades y a los padres poner ejemplos de la vida diaria.

2.- Física. Para comprender pesos, medidas y velocidades, las leyes de la materia y la energía que son las fuerzas en dónde nos movemos. Dominar el mundo de la física corresponde a movernos con libertad y conocimiento de causa y dominar también la tecnología, las máquinas y la energía que las mueve. La física es parte de nuestra vida diaria y en vez de aborrecerla deberíamos decirle a los estudiantes que son los principios con los que son capaces de manejar una bicicleta, una patineta, o prender la luz de su cuarto para hacer la tarea y gozar de juegos electrónicos y sus funciones.

3.- Química. Ni más ni menos nos brinda el conocimiento de cómo se combinan los elementos para provocar efectos. Nos ayuda a comprender la formación de nuevos usos que se le pueden dar a lo que tenemos a mano. Una taza de amoniaco en tres litros y medio de agua ayuda a limpiar pisos y muebles con moho. Frotarse las manos con un poco de bicarbonato de sodio elimina el aroma penetrante después de haber cortado ajo, cebolla o pescado. Una taza de vinagre de manzana en una carga de ropa, sirve como enjuague y proporciona un agradable aroma.

4.- Historia. Sirve para comprender los eventos transcurridos en la construcción de nuestra patria y sus leyes. Para estudiar la toma de decisiones de los líderes y personajes principales y la resolución de problemas en momentos apremiantes. Debiera enseñarse como historias de aventuras, obras de teatro, o como telenovela para que sea interesante para el estudiante. No sólo como datos, fechas y cifras. Habrá que enseñar la frase que dice: “LOS QUE NO CONOCEN LA HISTORIA, ESTÁN CONDENADOS A REPETIRLA”

5.-Biología. Básicamente el conocimiento de nuestro propio cuerpo, sus sistemas y funcionamiento, así como también de los demás seres vivos que nos acompañan en el planeta. El estudio de los ciclos de vida, las cadenas alimenticias, la ecología. Se puede interesar al estudiante compartiéndole que esa materia compete a su propia salud, de sus seres amados, al cuidado de su mascota y a las plantas de su abuela.

6.- Geografía. Sirve para conocer nuestra ubicación en el país y en el planeta. Estudia los climas. Los materiales con los que está conformada la tierra, los fenómenos naturales, la ubicación de los planetas y los comportamientos de los astros. Saber nuestra relación en referencia con el cosmos es un estudio fascinante. En términos de vida práctica, ubicar lugares, orientarse en una ciudad o comunidad, lidiar con los climas locales y los fenómenos naturales, compete a la aportación práctica de la Geografía a los estudiantes.

7.- Español. Nos invita a hacernos dueños de nuestra lengua que es sumamente hermosa y útil. Su dominio y conocimiento nos permite, desde niños, desarrollar una de las más valiosas habilidades que es la de convivir con otros seres humanos, hacer amigos, compartir nuestras emociones e ideas y defender nuestra postura ante cualquier ataque verbal. Más allá de la gramática, la ortografía y la sintaxis, hay que fomentar el hablar sin miedo a los demás y tomarle gusto al poder de las palabras y dominar sus significados.

8.- Cívica y Ética. Enseña en primer término como convivir correctamente en sociedad. Enseña los valores de la convivencia y el respeto a nuestros conciudadanos. La ética nos brinda el valor de la honestidad. De nada le sirve a un alumno saberse las capitales del mundo si antes de ir a la escuela le pega a su hermano menor o se muestra grosero con sus padres. Estas materias son el principio de el autodominio conductual y emocional. Debe fomentarse como materia prioritaria para vivirse en todas las situaciones del estudiante AQUÍ Y AHORA.

9.- Educación Física. Nos marca los principios de la salud física. Persigue el antiguo adagio griego “MENTE SANA EN CUERPO SANO” En un país campeón en obesidad, esta disciplina adquiere vital relevancia. Debe manejarse así a los estudiantes para que no sea solamente el salir al patio a cotorrear un rato.

10.- Talleres y Trabajos manuales. Es el desarrollo de las destrezas manuales y las habilidades prácticas para arreglar, reparar y crear. Vivimos la época de descomponer, tirar y comprar nuevo. Tal vez nuestra economía sufriría menos si volviésemos al desarrollo de las habilidades de reparar y decorar con nuestras propias manos. Los abuelos, los padres, los tíos y los hermanos mayores en pasadas generaciones, apoyaban a la economía casera reparando los desperfectos que ocurrían en casa. El conocimiento en los talleres escolares y los trabajos manuales deben tener esa finalidad y es la que debe fomentarse.

Finalmente hay que agregar que las tareas y los proyectos que se encargan en las clases tienen como finalidad mantener conectado al alumno con el aprendizaje y que son parte esencial de su preparación para convertirse en un ser desarrollado… los padres y maestros necesitan convencer a los estudiantes de que esto es así y que no es negociable. Debe haber firmeza para hacerlo saber y perseverancia para hacerlo un hábito. Este hábito debe desarrollarse amorosa y firmemente durante los primeros años escolares, so pena de sufrir las consecuencias hasta la educación media superior.

Saludos cordiales

Compártelo con tus amigos por

No cuenta con ninguna opinión. Sé el primero en opinar.





Otros artículos

Otros artículos

© Todos los Derechos Reservados - Diseño: ¡Ya lo Encontré! El Directorio de México