Hablando se Entiende la Gente

Autor: José Manuel Guzmán Godos
726 consultas

A menudo me preguntan en mis cursos de comunicación, la razón por la que es tan difícil darse a entender con las demás personas y al mismo tiempo por qué se nos hace tan complicado entender a los demás. Así también me parece muy significativo que habiendo tantas personas en el mundo, exista tanta gente que se siente sola y aburrida que se pierde la oportunidad de sostener variadas y edificantes conversaciones con los demás.

Hay muchas razones para la incomunicación, si tan sólo lo analizamos técnicamente aunque la razón es más simple.

No nos comunicamos con las personas PORQUE NO QUEREMOS…

No entendemos a los demás PORQUE NO QUEREMOS

Esa es básica y sencillamente la razón. Lo ilustraré con dos ejemplos prácticos:

Imagínese el lector que se enamora de una bella mujer. No la conoce, pero la ve pasar todos los días en la parada del transporte. Si QUIERES REALMENTE relacionarte con la chica, harás un esfuerzo y le hablarás. Bastará con decirle: ”hola, te he visto varias veces tomar el transporte, ¿vives por aquí?”

Ahora imagínate que la vida te regala con un bebé. Los bebés no hablan; lloran, balbucean, y manejan un código de comunicación no verbal, como cuando les estiras los brazos y se repliegan o te ofrecen los suyos. Si logras que el bebé haga lo anteriormente mencionado, necesitas QUERER hacerlo y ¡CLICK! Se da la comunicación.

Tanto entablar comunicación con otros, así como entender a los demás es un acto puramente VOLITIVO.(ES DECIR DE LA VOLUNTAD… PORQUE QUIERO)

COMUNICACIÓN ES COMUNIÓN.

QUERER COMUNICARSE ES LA CLAVE… LA HERRAMIENTA ES EL LENGUAJE Y ESTÁ A TU DISPOSICIÓN 24 HORAS AL DÍA.

Comprender este simple hecho nos libra de la soledad ya que la buena noticia es que el que tienes enfrente está tan ansioso como tú de ser escuchado, tomado en cuenta y compartir experiencias y sentimientos. Somos seres gregarios… nada de lo que somos es posible sin el concurso de los demás. No eres padre sin tu hijo; no eres esposo sin tu esposa y no eres comerciante sin tus marchantes; el padre no es cura sin sus feligreses; el profe. no es maestro sin alumnos y el presidente no lo es sin sus gobernados.

Aún hay que librar otras batallas para que la comunicación sea edificante y de calidad, aparte de QUERER HACERLO, habrá que estar atento a evitar las barreras físicas y semánticas… por ejemplo: una persona que habla en un cuarto y pretende que la otra le escuche en el cuarto contigüo; una persona que pretende hacerse entender en medio de una avenida ruidosa o en una disco en la hora de mayor bullicio… ahí es imposible la comunicación. Una persona que habla con lenguaje técnico de cualquier profesión a una persona que no esté entrenada en la misma.

Cuando se manejan acuerdos tácitos pero no explícitos; es nuestro compromiso hacer explícito lo obvio. (es decir, llegar a acuerdos poniendo sobre la mesa todos los elementos y detalles de la cuestión y respetar los mismos).

Hay más razones para la incomunicación: cuando intentan imponer criterios personas de diferentes ideologías, religiones, o “ismos” (comunismo, capitalismo, hinduismo, protestantismo, etc,…)

Se dificulta también la comunicación entre personas de diferentes edades, razas, niveles sociales, intencionalidades y temperamentos distintos, así también, con personas que no saben escuchar o interrumpen a los demás y especialmente las que tienen actitudes groseras y lenguaje soez.

Si las personas que hablan se sienten estresadas o irritables encontrarán problemático llegar a la empatía para escuchar y ser respetuosos del punto de vista ajeno.

Habrá que desarrollar la valiosísima actitud de negociar bajo el contexto de “yo gano-tú ganas” y convertirse en maestros de escuchar a los demás sin descalificar ni emitir juicios de valor, es superlativo entrenarse en el arte de interpretar las emociones del que habla, ya que uno de los pilares de la empatía es: ”primero comprender y después buscar ser comprendido”.

Entre otros detalles importantes y valiosos, procurar un entorno agradable para charlar ya que definitivamente “hablando se entiende la gente”

Saludos cordiales

Compártelo con tus amigos por

No cuenta con ninguna opinión. Sé el primero en opinar.





Otros artículos

Otros artículos

© Todos los Derechos Reservados - Diseño: ¡Ya lo Encontré! El Directorio de México