El Colibrí o Pájaro Zun Zun

Autor: José Manuel Guzmán Godos
206 consultas

Esta sorprendente ave se encuentra en todo el continente Americano. De las aproximadamente 315 variedades que se conocen, hay unas 65 que pertenecen a México.

Es según los estudiosos, el ave más pequeña del mundo y pesa entre 2.2 a 20 gramos.

Aletea de 22 a 80 veces por segundo. Se nutre de néctar de las flores y de insectos y arañas que normalmente caza al vuelo. Llega a consumir la mitad de su peso en alimento diariamente.

El colibrí es la única ave que puede volar en todas direcciones, verticalmente, horizontalmente e incluso en reversa.

El nombre zun zun se le da por el zumbido que emiten sus alas al volar, si se tiene la suerte de escucharlos de cerca. Vuela normalmente en solitario y se aleja rápidamente si alguien se acerca demasiado.

Pertenece a la segunda familia de aves más grande del mundo.

Su corazón late a un ritmo de ¡1200 latidos por minuto!

Para cortejar, el colibrí hace una maniobra espectacular: vuela desde donde se encuentra hacia arriba y después se lanza en caída libre, después da una vuelta en U y repite la maniobra hasta que una hembra corresponde a su cortejo.

En hábitat natural viven un máximo de cuatro años. Cuentan con un buen número de depredadores, cuervos, ranas, lagartijas, ratones, serpientes, ardillas y ratas. Se conoce que en cautiverio llegan a vivir hasta 14 años.

En algunas culturas como la mexicana, se les diseca y juegan el papel de amuletos del amor… (en algunas regiones se les conoce como chupamirtos).

Se le asocia con el dios HUITZILOPOCHTLI y en náhuatl se le conoce como HUITZILÍN.
En el siglo XIX, se cantaba una canción anónima en Cuba y que después popularizó el cantante de la Isla Silvio Rodríguez, y también fue interpretada por otros cantantes latinoamericanos; el nombre de la canción es:

EL COLIBRI Y LA FLOR

Crecía una flor a orillas de una fuente
Más pura que la flor de la emoción
Y el huracán tronchóla de repente
Cayendo al agua la preciosa flor

Un colibrí que en su enramada estaba
Corrió a salvarla solícito y veloz
Y cada vez que con el pico la tocaba
Sumergíase en el agua con la flor

El colibrí la persiguió constante
Sin dejar de buscarla en su aflicción
Y cayendo desmayado en la corriente
Corrió la misma suerte que la flor

Así hay en el mundo seres
Que la vida cuesta un tesoro
Yo soy el colibrí si tú me quieres
Mi pasión es el torrente
Y tú la flor
Mi pasión es el torrente
Y tú la flor

No se conoce autor de esta canción pero la compartimos con mucho gusto, hoy que nos ocupamos de esta bella y sensacional ave.

Saludos cordiales

Compártelo con tus amigos por

No cuenta con ninguna opinión. Sé el primero en opinar.





Otros artículos

Otros artículos

© Todos los Derechos Reservados - Diseño: ¡Ya lo Encontré! El Directorio de México