Los Empresarios Opinan

Autor: José Manuel Guzmán Godos
199 consultas

Se dice en el mundo de los negocios que si trabajas y produces, eso es muy bueno; que si te asocias con alguien para trabajar, eso está mejor; pero si consigues que otros trabajen para ti eso es lo mejor porque te conviertes en empresario.

La definición de empresario es: “EL QUE EMPRENDE” Es la persona que arriesga su dinero, su tiempo y su capital intelectual para abrir un espacio de venta o servicio de bienes a su comunidad con el objetivo de ganancia material y a la vez, proporcionar centros de trabajo que brinden oportunidades de ganacia y desarrollo para otras personas.

Cada vez que se abre un nuevo negocio, están en juego muchas cosas relevantes: El orgullo personal, la esperanza de trascender, la importancia de saberse útil y productivo, la ilusión de proporcionar a los seres amados una mejor calidad de vida y también la del empresario mismo.

La desilusión llega cuando de todas partes se presentan obstáculos para el buen desempeño de la Empresa: Insumos caros, costos de producción altos, exigencias irracionales de las instituciones sobre pago de impuestos, dificultades para la distribución y venta del producto, entre otras y por si a esto fuera poco la inconsciencia y la falta de competencias adecuadas de las personas que se emplean y que son colaboradoras en las empresas.

En mi trabajo como capacitador observo este fenómeno y las dificultades que tienen que enfrentar los Empresarios para poder llevar a buen puerto los objetivos trazados para estar vigentes y tener empresas prósperas.

Me pareció pertinente recordar y comentar las opiniones de varios empresarios amigos al precisar cuáles son los componentes para progresar y las actitudes negativas que se deben evitar para que sus empresas se mantengan con buen ambiente y con buen nivel de servicio al mismo tiempo que prósperas y vigentes en el mercado, sean del giro que sean.

Entrevisté a cinco de ellos y sus respuestas resultan muy aleccionadoras y todo colaborador haría bien en tomarlas en cuenta para ser considerados para promociones y aumentos de salario así como para un desarrollo laboral más promisorio.

La pregunta fue: ¿Nos podría decir que características de sus colaboradores aprecia más para su empresa y qué conductas o malos hábitos les perjudican a ellos y a su empresa?
Ing. José Cardona presidente de Servicios y Productos del Centro, SLP. Reparación de frenos de Ferrocarril, y de Plastic Technology, fabricante de artículos de plástico. 300 colaboradores.

“Aprecio mucho la lealtad de mis colaboradores; que sepan guardar respetuosamente la información confidencial; honestidad a toda prueba, que no me roben o estén buscando como tranzar y sacar ventaja de las situaciones, que se dediquen a aquello para lo cuál se les contrató y que sepan apoyar a sus compañeros para resolver los problemas que se presenten en el trabajo sin que estén renegando. Que si se presenta una eventualidad y hay que quedarse un rato más, lo hagan con gusto. Que tengan el profesionalismo de llegar PUNTUALES diariamente… muchos negocios se retrasan o se cancelan o demeritan porque los colaboradores no están a tiempo. Si a los clientes no se les atiende con prontitud, se van a otro lado y eso nos debilita, esa manera de trabajar no favorece a nadie, comenzando con el propio colaborador, si está en una empresa que comienza todo tarde, esa empresa se convierte en irresponsable ante los clientes y ante la competencia… una empresa tachada de irresponsable, no recupera fácilmente su credibilidad.”

Sra. Marcela Osorio, Gerente de Samavi, Distribuidora de productos y accesorios electrónicos 5 tiendas en el centro del D.F. 15 colaboradores.

“Les perjudica y me perjudica que sean tramposos. Que si van a entregar algo y yo sé que se pueden tardar una hora, se tarden una hora y media; que si ven mercancía desacomodad o sucia, se queden sentados y no se acomidan a limpiar o acomodar o por lo menos preguntar qué hacer en momentos muertos. Que no pierdan el tiempo recibiendo amigos a la pareja en las tiendas… yo, como empresaria, me formé en la disciplina de estar activa y productiva todo el tiempo las nuevas generaciones parece que nacieron cansadas e indiferentes para las necesidades del trabajo. Como que nadie les enseñó como despabilarse y estar activos y productivos, pierden mucho el tiempo con el celular, es bueno usarlo para hacer llamadas o enviar información de negocios… pero como se usa ahora es una perdedera de tiempo para mi empresa, porque no contrato gente para eso… les pago para que produzcan para el negocio… chatear, lo pueden hacer en su tiempo libre… estoy pensando seriamente en contratar personal nuevo y que no lleven celular o resguardarlo y regresárselos hasta la hora de la salida. Muchos empleados que son inteligentes y activos al principio, se contagian con los malos hábitos de los demás y pronto están desperdiciando el tiempo de la empresa en asuntos personales enviando mensajitos, bajando música, o sacando fotos de cuanta cosa se les ocurre, no se dan cuenta de cuánto daño le hacen a la empresa o a sus carreras cuando hacen eso. La verdad es que es una conducta bastante imprudente si es que aspiran a puestos mayores o desarrollo laboral o aumento de sueldo. ¡SOLITOS SE HACEN EL HARA-KIRI!. Si algún día son empresarios y sus empleados hacen eso, no les gustará estar pagando un sueldo a gente irresponsable.”

Lic. Víctor Cuéllar, Distribuidor de productos electrónicos en el Centro del D.F. 15 colaboradores.

“Sabemos que la mejor manera de progresar es entregarnos al trabajo en cuerpo y alma, ponernos la camiseta de la empresa que nos contrata y dar un valor agregado en nuestro servicio. Aparte de eso yo aprecio la puntualidad, la honestidad y que mis colaboradores hagan su trabajo con pasión. Si no están comprometidos, no duran mucho conmigo. Puse mi empresa para ganar dinero y pierdo mucho cuando no recibo el apoyo que espero. Hay trabajadores que se distraen mucho, hacen mal sus cuentas, dan mal el cambio, dicen una información por otra, o no colaboran con los compañeros. Otras conductas o actitudes que no favorecen a mi empresa es que lleguen crudos, desaseados o agobiados con sus asuntos personales. Les recuerdo a menudo que los problemas personales deben permanecer afuera del centro de trabajo para que todo fluya mejor.”

Profr. Juan López López Director de escuelas Cedva de mecánica automotriz y Diesel. Plantilla de 20 docentes. SLP.

Un colaborador tiene que casarse con la empresa, debe enamorarse de ella y brindarse al 100% si quiere progresar. Hacer las cosas a medias o mal hechas, ya está hablando de quien tengo enfrente. Mi cuerpo docente debe venir con su bata de trabajo, sus herramientas a mano, su área de trabajo limpia y mucha disposición para dar el extra. Colaboradores apáticos y poco comprometidos se quedan fuera pronto, aquí tenemos la filosofía de ÁFRICA: Si eres un León tienes que estar activo y correr con todas tus ganas y todo tu esfuerzo para cazar a tu presa; si eres gacela, tienes que estar alerta y moverte, correr con todas tus ganas y todo tu esfuerzo para que no te alcance el León “O sea: muévete campeón… la pasividad y la improductividad no te llevan más que a la mediocridad”
Lic. César Felgueres Coronado, gerente de capacitación de Sistemas de Calidad Total, plantilla de 18 instructores profesionales a nivel nacional.

Aprecio de mis colaboradores comunicación total… si se suben en un avión para dar un curso, que me den la certeza de que ya están en el aeropuerto y que me reporten que ya están instalados en un hotel y que un día antes ya localizaron la sede de su capacitación.

Que el primer día se reporten vía telefónica desde la sede con 15 minutos de anticipación para estar en la certidumbre que el servicio que se va a brindar sea a tiempo. También que se reporten al terminar y comenten si se presentó alguna contingencia.

Aprecio también que me reporten los viáticos correctamente con las cuentas y las facturas de transporte, hospedaje, alimentos, y misceláneos de operación.

No admito excusas en cuanto a llegar tarde a las sedes, a los vuelos o a las capacitaciones.

Los reportes de asistencia, desarrollo y aprendizaje de los participantes, deben entregarse en tiempo y forma…

Aunque sean capacitadores experimentados, tienen el compromiso de asistir a las juntas y capacitaciones técnicas o académicas… no admito faltas salvo en emergencias graves… estoy comprometido con un alto rendimiento profesional y debo contar con un grupo de profesionales que estén a la altura de lo que ofertamos… so pena de salir del mercado.

Finalmente pienso que si la mayoría de empresas tuvieran una formación así y una actitud profesional, el mundo del trabajo sería menos problemático y más productivo para todos.

Como se dan cuenta, a todos los niveles, hay coincidencias… si los colaboradores abren su mente y se ponen las pilas y corrigen sus malos hábitos, pueden alcanzar grandes logros por medio del trabajo.

Saludos cordiales.

Compártelo con tus amigos por

No cuenta con ninguna opinión. Sé el primero en opinar.





Otros artículos

Otros artículos

© Todos los Derechos Reservados - Diseño: ¡Ya lo Encontré! El Directorio de México