Las Madres Modernas que Trabajan

Autor: José Manuel Guzmán Godos
724 consultas

La realidad de la vida de pareja, el matrimonio, la familia, la paternidad ha sufrido un cambio dramático. Estamos en una convulsionada transición de dinámicas, de nuevos paradigmas, pero aún sin soltar la tradición judeocristiana que imperó durante más de dos mil años.

Es obvio que quienes impulsaron el feminismo, tenían ideas claras respecto a lo que querían de cambios, libertad, oportunidades, autonomía, autosuficiencia, pero no quedó muy bien contemplado cuales serían sus nuevas responsabilidades, su control o manejo biológico y el papel que los varones jugarían en esa nueva aventura humana. Sin información y proactividad, no hay progreso amable.

Los logros femeninos son encomiables y merecen un aplauso, pero son muy dolorosos, quizás tan dolorosos o más que los que sufrían las abuelas en sometimiento y falta de oportunidades.

Pongamos por caso las dificultades de las madres modernas que trabajan: No encuentran trabajos bien remunerados de medio tiempo para que pudieran dedicar también tiempo de calidad a sus hijos.

Uno de los paradigmas antiguos es el hecho de que las madres están para educar a los hijos… nadie, ni la sociedad, ni la escuela, ni el propio feminismo ha podido involucrar a los padres (varones) para que desarrollen la sensibilidad de participar activamente en el desarrollo educativo y emocional de sus hijos.

Otro paradigma es que se da por hecho que el padre tiene la obligación de ser un cumplido y abundante proveedor, y en un país como el nuestro, las oportunidades de holgura financiera no son muy amplias por el sistema económico imperante y la falta de empleos bien pagados aunado a la escasez de desarrollo de competencias de parte de la fuerza trabajadora, forman un circulo vicioso difícil de superar.

Otro paradigma que ya no debería contemplarse, por salud emocional, y experiencia de vida, es que la familia, como se conocía, ya no existe y no hay fuerza psicológica, moral, académica, o gubernamental que re-oriente a conductas más deseables.

Joel Barker, experto en el estudio de paradigmas, (modelos de pensamiento) dice: “Cuando un paradigma cambia, todo mundo vuelve a cero”

Pues bien, estamos en ceros en esta nueva sociedad, y esta transición todavía durará muchos años. No estamos listos para el feminismo, ni para la mujer que trabaja, ni para la paternidad ni para nada, mientras no exista un consenso social maduro, estamos tomando decisiones de ensayo y error ante esta nueva realidad.

Un punto crucial que necesita desatorarse en PRIMER LUGAR, es dejar de ser mojigatos e ignorantes en cuanto a LAS FUNCIONES SEXUALES HUMANAS.

Parece mentira que en una época de tanta información, se haya incrementado tanto los embarazos juveniles… ¿Qué nos indica esto?

Los jóvenes deben saber que los espermatozoides embarazan; que un embarazo a esa edad no es cosa de juego. Que no siempre que tienen una erección deben penetrar a alguien; Que los condones son baratos y que hay que saber cómo usarlos.

Así, en ese contexto de paradigma nuevo, en esta construcción de una sociedad nueva, con mujeres nuevas, familias nuevas, conductas nuevas, madres nuevas, las madres que trabajan deben saber que:

Entraron al mundo del trabajo y no se han dado cuenta que ese mundo es de competencia y nadie les va a abrir las puertas para que se despachen con la cuchara grande; los varones no lo hacen ni con ellos mismos.

No hay facilidades para la maternidad porque tampoco hay facilidades para la paternidad.

Al entrar al mundo del trabajo, armaron una revolución que ni se imaginan, pero no hubo ningún tipo de entrenamiento para asumirlo ni para ellas, ni para las empresas ni para los varones.

Las mujeres tienen derecho a la sexualidad, pero necesitan pensar dos veces y hasta tres, hoy por hoy, si traen hijos al mundo, porque en el contexto de la mujer moderna, no está dedicada su atención, como en el pasado a ser MADRES. La paradoja aquí es que el trabajo profesional bien hecho, requiere atención las 24 horas del día. Atender un hijo… también.

Tal vez se hable mucho de sexo en las charlas informales y en las novelas de la televisión, pero SABER exactamente las funciones del cuerpo propio y del opuesto, no es algo muy conocido en nuestra sociedad.

Las elecciones que se hacen en los centros de trabajo en cuanto a relaciones de pareja, nos hablan también del manejo de doble moral que impera en nuestra sociedad. Antes imperio de los hombres… hoy también de dominio femenino.

Que si entraron al mundo del trabajo, necesitan ser prácticas y cesar de quejarse por las dobles o triples jornadas… de manera natural como fueron determinantes para educar familias y maridos rejegos en los viejos tiempos, bien pueden inspirar a sus parejas y a sus hijos a colaborar en casa… no es que se cargue todo en la mujer… este mundo lo construyó el hombre desde sus inicios, para que también lo disfruten las mujeres, ahora en su reconstrucción les toca aportar nuevas conductas, y re-educar a la sociedad… si se niegan a hacerlo como sucede frecuentemente, entonces seguiremos atorados en los paradigmas antiguos y no avanzaremos como sociedad armoniosa aunque tal vez de manera individual, pero en solitario.

Lo más importante: que si estamos en esta nueva construcción personal y social LAS MUJERES QUE TRABAJAN necesitan hacerlo:

  • CON VALOR PARA HACER LOS CAMBIOS
  • CON DECISIÓN PARA VER LOS CAMBIOS REALIZADOS
  • ASUMIENDO LA RESPONSABILIDAD DE LOS CAMBIOS PRODUCIDOS.

Ejemplo: las mujeres lucharon mucho para lograr estos cambios, ya recorrieron un gran camino y ahora… ¡SE SIENTEN CULPABLES AL DEJAR A LOS HIJOS SOLOS!
Esa es una victoria pírrica (demasiada inversión para tan poca ganancia)

Los logros personales, profesionales, económicos, deben producir felicidad… si producen sufrimiento, entonces no valen la pena.

Desde aquí enviamos una sincera y especial felicitación a LAS MADRES MODERNAS QUE TRABAJAN… A LAS TRADICIONALES QUE NO TRABAJAN Y A LAS QUE NOS FORMARON Y QUE DE UNA U OTRA MANERA, NUNCA HAN DEJADO DE TRABAJAR…

¡FELICIDADES!

Saludos Cordiales.

Compártelo con tus amigos por

No cuenta con ninguna opinión. Sé el primero en opinar.





Otros artículos

Otros artículos

© Todos los Derechos Reservados - Diseño: ¡Ya lo Encontré! El Directorio de México