Nos hemos olvidado de Maslow y su pirámide

Autor: José Manuel Guzmán Godos
726 consultas

Abraham Maslow (1908-1970), psicólogo americano-judío, legó al mundo un estudio fascinante de la personalidad humana y sus necesidades. Dice Maslow que imaginemos una pirámide de cinco niveles y que comencemos por estudiarla de la base, a la cúspide.

En la base de la pirámide encontramos las necesidades fisiológicas de los seres humanos. Estas son respirar, beber agua, comer, dormir, la temperatura adecuada, descansar, dormir, expeler desperdicios corporales, evitar el dolor, tener sexo.

En el peldaño siguiente las necesidades que predominan son de seguridad física y emocional.

En esta área se procura la estabilidad emocional y física, orden, estructura y limites un trabajo estable con prestaciones y seguridad en la salud y pensión en el retiro.

En el tercer nivel se manifiesta por tener las necesidades de amor y sentido de pertenencia. Amigos una pareja, hijos, relaciones afectuosas, un sentido de pertenencia a un club una comunidad, una distinción profesional y el deseo de desarrollo y reconocimiento en diversos grupos sociales en donde el individuo se desarrolla.

En el siguiente nivel, tenemos las necesidades de status, autoestima, fama gloria, reconocimiento o atención, reputación, aprecio, dominio autorrespeto, competencia, logro, maestría, independencia y libertad.

Estas primeras cuatro etapas son llamadas etapas de déficit, es decir, estas en deficit, si tienes la necesidad.

La última etapa sería la de la realización total en donde el individuo exalta los valores más altos a los que un humano pudiera aspirar: elevados valores del ser como, amor a la verdad, bondad, belleza, unidad y trascendencia, alegría de vivir, ser único, perfección de habilidades, completud, justicia y orden, sencillez, abundancia en todos sentidos, esfuerzo inteligente, ludicidad (capacidad para juguetear aunque sea adulto) autosuficiencia, encontrar sentido a su vida.

Primero sería muy recomendable sentarnos a pensar que necesidades tenemos cubiertas y cuales hay que satisfacer en lo personal. Es obvio que una persona que carece de lo básico (base de la pirámide) encontrara muy difícil, si no imposible interesarse por desarrollar las bondades del tope de la pirámide.

Si como padres de familia , empresarios, líderes, autoridades educativas religiosas y políticas, nos enteramos de las necesidades humanas y apoyamos para su consecución a través de la escuela , la familia ,la empresa y el gobierno, estaremos en posibilidades de mejorar con mucho los ambientes laborales, académicos y sociales porque estaremos contribuyendo a formar seres humanos totales. No olvidemos a Maslow. Su propuesta de estudio y aplicación de las necesidades a través de este esquema, facilita la convivencia y progreso de las personas que nos rodean y el progreso propio. Saludos cordiales.

Compártelo con tus amigos por

No cuenta con ninguna opinión. Sé el primero en opinar.





Otros artículos

Otros artículos

© Todos los Derechos Reservados - Diseño: ¡Ya lo Encontré! El Directorio de México