Fiesta Mundial

Autor: José Manuel Guzmán Godos
517 consultas

Cada cuatro años. En diferentes partes del mundo. Negociazo. Cumple una función política, social, económica, engañosamente deportivo, de alto riesgo, botín de mafias, semillero de ídolos, cuna de leyendas, manejado por personas que nunca patearon un balón profesionalmente, botín irracional de periodistas, esperanza inútil de los ingenuos aficionados, oportunidad sufrida de legiones de pobres, pasarela de actricitas, modelos y conductoras que saben de futbol, lo que yo sé de antropología, cueva de Alí Babá de los anunciantes, oportunidad de cómicos sin chamba, oportunidad del país anfitrión de llenar la arcas de su secretaría de turismo, oportunidad del país anfitrión de mejorar la raza, ganancias exorbitantes del turismo sexual, ausentismo por la fiesta, tanto en el trabajo, como en la escuela. Diversión para las masas.

Negociazo. Por todos los frentes. Publicidad, ganancias por ventas de boletos, incremento en ganancias por turismo en el país anfitrión, construcción de estadios, mejoramiento de vías de comunicación e infraestructura turística, promoción mundial del país anfitrión.

Cumple una función política. El presidente en turno del país organizador, se cuelga el mérito de presumir que su país, por su liderazgo, guarda la paz y tranquilidad social para recibir miles de visitantes de todas partes del mundo… como una nube de humo que oculta la realidad. Como decían los abuelos, “barren por donde mira su suegra” para dar al mundo una imagen de orden y civilidad. Ejemplo: “Los problemas políticos de Brasil antes y durante el mundial”

Es engañosamente deportivo. Porque se privilegia el negocio, la ganancia económica y la proyección de todo, menos del deporte por sí mismo. Obligan a los jugadores a cumplir el compromiso con muchos partidos y muchos viajes en sus físicos por eso es que se lesionan con tanta facilidad antes y durante los partidos, muchos viajes, muchos partidos, muchos comerciales y presentaciones en radio y televisión… agotador y estresante ¿Recuerdas a Zidane en 2006 y a Ronaldo en Francia 98?

Es de alto riesgo. Muchos futbolistas han sido gravemente lesionados o incluso fracturados previamente a mundiales y su carrera casi o virtualmente termina: Alberto Onofre, Pelé, Montes, Neymar, Moreno, Di María, Radamel Falcao, Savorío, etc…

Botín de Mafias. La Fifa, la Conmebol, La Concacaf, La Uefa, la Fmf, etc.

Semillero de ídolos. Messi, Ronaldo, Maradona, Zlatan, Platiní, Pelé, Garrincha, Ochoa, Zoff, Gullit, Ronaldinho, Roberto Carlos, Beckenbauer, Yashin, Eusebio, etc.

Manejado por personas que nunca jugaron profesionalmente. Joao Havelange, Joseph Blatter, Decio di María, Chuck Warner, etc.

Botín irracional de periodistas. No daré nombres. Son de sobra conocidos, mucho bla bla bla y poco conocimiento del fútbol, extrañamos a Ángel Fernández, Fernando Marcos, Fernando Luengas…

Esperanza inútil de aficionados ingenuos. Aún falta mucho para ser potencia. Decepción cada cuatro años.

Oportunidad sufrida de legiones de pobres. Los futbolistas que han llegado a brillar y la mayoría de los futbolistas profesionales provienen de estratos sociales muy sencillos. Llanos, potreros, barrios bajos, etc.

Cueva de Alí Babá de los anunciantes. Invierten poco, ganan mucho con precios prohibitivos por productos y servicios.

Pasarela de actricitas, modelos y conductoras. Aún no me queda claro qué le aportan al fútbol. (creo que ellas tampoco)

Oportunidad de comiquillos sin chamba. Más exportación de albures corrientes, joteadas y sketches sin sentido.

Ganancias por turismo. Tal vez el rubro más benéfico en cuanto a proyección y reposición económica para el país organizador.

Mejorar la raza. Cada vez que hay una fiesta mundial de ese calibre, a los nueve meses, la población del país anfitrión, cambia un tanto su genética.

Hay ganancias por turismo sexual. No hay comentarios extra el punto es más que obvio.

Ausentismo tolerado tanto en los centros de trabajo como en las escuelas. Es fiesta. Es cada cuatro años.

Diversión para todos. Hasta la saciedad. Traducido, pan y circo. Cuando se vuelve a la realidad, todo está más caro y hay leyes desventajosas para la población, pero eso sí aturdidos, extasiados, hastiados de futbol y vuelta a la rutina.

Que te sea leve el retorno.

Saludos Cordiales.

Compártelo con tus amigos por

No cuenta con ninguna opinión. Sé el primero en opinar.





Otros artículos

Otros artículos

© Todos los Derechos Reservados - Diseño: ¡Ya lo Encontré! El Directorio de México