Para Enseñar a Leer a los Niños

Autor: José Manuel Guzmán Godos
197 consultas

Hemos insistido aquí en innumerables ocasiones acerca de las bondades de la lectura y la educación; hemos insistido en el hecho de que, en este país y cualquier otro, el mayor capital es el cerebro entrenado de sus habitantes.

¿Por qué las personas progresistas procuran que sus hijos vayan a estudiar a Japón, Alemania, Canadá, Inglaterra o Estados Unidos?

¿Por qué no los envían a estudiar a Haití, Guatemala, Honduras o algún país africano?

La respuesta es obvia… los países primeramente mencionados tienen toda la infraestructura física, el progreso económico, el desarrollo tecnológico, la educación y la cultura adquirida a través de la lectura la instrucción y el desarrollo de competencias. “Los pueblos cultos, son pueblos sin hambre”

Por tanto, EL FUTURO INDIVIDUAL DE CADA NIÑO EN FORMACIÓN HOY DEPENDERÁ DE: LAS PERSONAS QUE CONOZCA, LOS LIBROS QUE LEA Y LAS DECISIONES QUE TOME.

Si no lo creen compruébenlo con sus propias vidas.

Así entonces, lo mejor que podemos hacer es sembrar en nuestros niños el sacrosanto hábito de la lectura.

Y para hacerlo hay que guiar en amoroso compromiso a los pequeños que tenemos en casa.

El adulto (padre o madre) no debe darse la excusa de que está muy ocupado, de que tiene muchas cosas que hacer, ¡pamplinas! Un hombre o una mujer que es invitad@ a un evento que le interesa partido de fútbol, fiesta, diversión adulta, celebración, evento musical o deportivo, aunque esté muy ocupado, verá cómo le hace, pero estará presente y le dedicará el tiempo necesario y dejará de lado su rutina habitual. Lo mismo ocurre con esta disciplina de leer, debe tomarse con todo el gusto y el compromiso para transmitirlo, modelarlo y vivirlo intensamente con entusiasmo, constancia y compromiso. No es de un día sí y otro no; es de un día sí y el otro también. Por 20 minutos.

Hay que leerle al niño desde bebé, aunque no entienda al principio. ¿Acaso la madre no le habla a su bebé por más de un año y medio aunque el bebé no entienda? ¿Cuál es el propósito inconsciente y amoroso de la madre? Que el bebé sepa que es amado y que aprenda, tarde o temprano, a hablar. ¿Qué diferencia haría con leerle aunque no entienda? Lo mismo, que aprenda a amar el conocimiento y que desarrolle el hábito de la lectura.

Si los niños son de edades distintas, habrá que buscar diferentes tiempos para dedicarles su tiempo y formarle el hábito e irlo monitoreando hasta que el pequeño le solicite libros, los lea y sea capaz de narrarle el contenido.

Hay que leerles aunque sea una pequeña historia o cuento todos los días. Recomendamos “Cuentos para pensar” de Jorge Bucayo “Los cuentos de los hermanos Grimm” o “Las fábulas de Esopo”

Hay que desarrollar la paciencia para que los chicos a quienes se les lee, desarrollen la atención y la escucha concentrada.

Hay que leer en orden, por capítulos o dejar la lectura en un punto muy interesante para que exista el interés de volver a la lectura, como la técnica que se usó en las fábulas de “Las Mil y una Noches”.

Si lee en voz alta, hay que aprender a dar las pausas y manejar el tono de la voz de acuerdo a los personajes. Hay que desarrollar la habilidad de darle velocidad a la lectura si el texto es emotivo; hay que bajar el tono y leer más lento si el texto narra casos dolorosos o tristes.

Cada vez que salga de paseo o de viaje con un niño, lleve un libro. Le será muy útil en las antesalas, o en los trayectos e incluso de vacaciones.

El ejemplo arrasa, si los hijos no ven leer a sus padres leer les será mucho más difícil formar el hábito de la lectura.

El día para comenzar es hoy, si no toma acción nada cambiará. Seguiremos siendo un país de perfil bajo, divirtiéndonos con corrientadas, teniendo la palabra güey como nuestra máxima expresión de conversación adornada con groserías de todo tipo, tendremos una baja posibilidad de opciones de progreso y poco progreso económico… para quienes crean que todo lo que vemos está bien, conserven sus hábitos de NO lectura… A quienes consideren que hay un tesoro escondido a la mano, por medio de la lectura, para ustedes está dirigido este esfuerzo.

Finalmente compartiré una historia muy bonita que llegó a ser famosa, útil y altamente práctica; se intitula: “Campos de Diamantes”

Un granjero escuchó un día a un viajero vecino que había visitado el continente africano y había escuchado que en ciertas regiones de África, había diferentes lugares en dónde se encontraban unas piedras preciosas que estaban muy bien cotizadas y quien las encontrara y vendiera, se volvería muy rico.

El granjero experimentó un repentino estallido de ambición. Si vendiera su granja, sacara los ahorros de su vida, y se lanzara a la aventura, y fuera a buscar esos diamantes. Su espíritu aventurero se impuso. Pronto tuvo los recursos, compró un boleto al África y comenzó su búsqueda. Buscó y buscó afanosamente, por meses, su dinero se acabó, el hombre enfermó y una mañana lo encontraron ahogado en un río. Pobre final para un hombre que buscaba una vida mejor.

Mientras tanto, el hombre que compró su granja, tuvo la necesidad de cavar un pozo en su nueva propiedad.

Una tarde, se encontró una extraña piedra que brillaba y le llamó la atención, preguntó a personas expertas que sabían de minerales y piedras valiosas; lo que encontró fue ¡UN DIAMANTE EN BRUTO!

Si el hombre que viajó a África hubiese sabido que estaba parado en un terreno que tenía un tesoro, no lo habría descuidado, lo habría explorado y hubiera hecho lo necesario para trabajarlo y hacerlo producir y disfrutar de sus beneficios.

En esta metáfora, El granjero es el padre improductivo que no sabe porque no lee; su terreno, es la mente de su hijo; el diamante en bruto es su propio hijo que se pulirá con la lectura y la educación, África representa los sueños lejanos e improductivos y la terquedad que casi todo mundo tiene de que en lugares lejanos encontrará la felicidad y el bienestar… (un poco la mentalidad de los inmigrantes) El nuevo dueño de la granja representa al hombre que busca, que pregunta, que investiga, que tiene muchas ideas y muchas opciones gracias a su preparación.

Saludos cordiales.

Compártelo con tus amigos por

No cuenta con ninguna opinión. Sé el primero en opinar.





Otros artículos

Otros artículos

© Todos los Derechos Reservados - Diseño: ¡Ya lo Encontré! El Directorio de México