Asertividad

Autor: José Manuel Guzmán Godos
504 consultas

La definición de asertividad es: " expresar mis necesidades y derechos sin violentar los derechos de los demás " esta es una conducta que puede y debe ser aprendida para convivir de una manera más razonable y menos violenta de lo que normalmente hacemos, sobre todo cuando hay diferencias de opinión o conductas irritantes.

Cuando no atendemos a la lógica del pensamiento, nos ganan nuestras emociones y nos hacen talco. A veces nos vamos a los extremos y nos callamos las cosas que nos molestan de los demás por miedo a cómo van a reaccionar, o de plano, somos brutalmente sinceros y reclamamos, regañamos y peleamos violentamente por nuestros derechos o sentido de justicia.

Cuando callamos, podemos servir de tapete a los mas abusones y pasar por situaciones molestas y tal vez con la angustia y resentimiento de no poder expresar que estamos sintiendo ante alguna situación complicada. Si esto es recurrente, va en detrimento de nuestra salud emocional y física.

Hay casos en los que no se mencionan algunas conductas molestas o irritantes y se la vamos guardando a alguna persona hasta que " explotamos " literalmente y todo se complica. Otro extremo doloroso es cuando no nos atrevemos a aclarar situaciones y por desgracia la persona fallece o se va de nuestra vida y nos quedamos con la pregunta " ¿por qué nunca se lo dije ? " con el pesar y arrepentimiento que conlleva la situación.

La conducta asertiva sigue cuatro pasos progresivos y efectivos:

1.- te digo lo que me molesta.
2.- te digo como me siento al respecto.
3.- te digo la conducta que espero de ti.
4.- te digo las consecuencias si no modificas tu conducta.

Supongamos que alguien te pide dinero prestado frecuentemente y no te paga... Usas conducta asertiva. Supongamos que el deudor es Mario. Le expresas:

1.- Mario, con esta van tres veces que me solicitas dinero. Me dices que me vas a pagar y no lo haces.
2.- la verdad me siento defraudado con tu conducta.
3.- te voy a solicitar que si me dices que el pago es tal día que así sea.
4.- si no modificas tu conducta, te comunico que me va a dar mucha pena pero ya no te volveré a prestar dinero. No me lo solicites por favor.

Otro caso: un marido que sea muy desordenado... La señora le habla asertivamente:

1.- Chon, cada vez que te cambias o te bañas dejas tu ropa y la toalla en cualquier lugar.
2.- yo me paso el día tratando de mantener limpia la casa y me siento poco apoyada y muy molesta de que haya tanto desorden, a pesar de mis esfuerzos.
3.- te quiero pedir que cuando te cambies o te bañes, pongas tu ropa y la toalla en el cesto de la ropa sucia.
4.- si no lo haces, ahí la voy a dejar y no voy a lavar tu ropa hasta que me apoyes con eso.

Hay que acostumbrarse a seguir ese orden y seleccionar las palabras correctas para expresarse. Es importante que sea en un tono firme.

Hay que tomar en cuenta que la persona a la que estamos hablando pudiera hacer caso a la primera vez o rechazar la sugerencia. Es su decisión. Hablar asertivamente requiere práctica.

Entrénese para convertirse en un maestro de la asertividad. No se arrepentirá. !!!!

Compártelo con tus amigos por

No cuenta con ninguna opinión. Sé el primero en opinar.





Otros artículos

Otros artículos

© Todos los Derechos Reservados - Diseño: ¡Ya lo Encontré! El Directorio de México