Tienes cerebro de reptil

Autor: José Manuel Guzmán Godos
250 consultas

Y yo también... y todos los que conoces... y con los que te relacionas... ¿suena feo, verdad? ¡¡¡ Pero es cierto !!! Este es un descubrimiento científico que ha revolucionado el mundo del desarrollo humano y fue estudiado hace unos 25 años por el Dr. en Psicología, graduado en la Universidad de Harvard, Daniel Goleman.

Para tu tranquilidad, en realidad tenemos tres cerebros, pero el más primitivo y que nos causa más sinsabores es el impulsivo cerebro reptiliano que también es conocido como "la amígdala", es un cerebro con 500 millones de años de evolución.

Este cerebro tiene tres funciones básicas de este que son: pelear o huir, reproducirse, sobrevivir. Si observamos un reptil, vemos que no son afectivos, o atacan o huyen y consiguen su alimento para sobrevivir y se reproducen. Eso hacemos los humanos y lo hemos hecho desde que se empezó a poblar este mundo.

Los mamíferos desarrollaron el sistema límbico, que tiene entre otras funciones el de la afectividad. Los perros, las vacas, los caballos, los delfines, los gatos, etc., pero aun conservaron las características del cerebro reptiliano: atacan o huyen, consiguen su alimento y se reproducen !!!

No olvidar que el hombre es mamífero. Los animales tienen también un alto grado de inteligencia, pero no obstante esta cualidad, no tienen la capacidad de hablar !!!

Esta capacidad para hablar, pensar y razonar corresponde al tercer cerebro, nuestra corteza cerebral y que solo pertenece al hombre. Sin embargo volvemos al concepto anterior: conserva el cerebro reptiliano y el sistema límbico esa es la realidad de sus tres cerebros.

Aquí debemos poner muuuuuucha atención a lo que decía el gran investigador y psicólogo humanista Ralph Waldo Emerson "cada vez que hay un conflicto entre la emoción y el pensamiento, siempre gana la emoción; pero lo único que puede dominar la emoción, es el pensamiento”.

Por tanto, el hombre necesita aprender a pensar correctamente para evitar que le domine el impulso reptiliano.

El Dr. Daniel Goleman autor del libro inteligencia emocional, dice que todos tenemos más de 200 emociones. Algunas son muy destructivas como los celos, la envidia, el odio, el miedo, la agresividad instintiva, la ira, etc., y la parte vital de esta enseñanza es que debemos aprender a dominar nuestras emociones, o pena de sufrir sus consecuencias.

¿Que problemas te han causado esas emocione negativas? Te agrada ser celoso, peleonero, agresivo, enojón, berrinchudo, impulsivo, desesperado e impaciente...????

¿O te agrada que las personas que más amas te muestren siempre emociones negativas? Eso ocurre cuando no dominamos nuestro experto e impulsivo cerebro reptiliano.

Hay que aprender a que nuestras emociones trabajen en nuestro favor y no en nuestra contra: los violadores, los sociópatas. Los broncudos, los agresivos, los celosos, los vengativos, los iracundos, se la juegan todo al cerebro reptiliano... le dan juego a la adrenalina sin control, después de los gritos, los golpes, el destrozo, la violencia, el ultraje, la agresividad, hay muchas secuelas dolorosas. El que le da juego a su reptil normalmente dice "es que no pensé" y tiene razón.

Si no queremos ser víctimas de nuestras emociones negativas y del cerebro reptiliano he aquí algunos tipis para comenzar a dominar esa parte de nuestro ser que nos causa tantos sinsabores.

1.- Hay que comenzar por cambiar nuestra manera de hablar y darle nombre a las emociones que experimentamos. Cuando te pregunten: ¿cómo te sientes? No digas: "bien" o "mal" identifica tu emoción y dale nombre : acostúmbrate a decir: me siento triste, deprimido, enojado, cansado, celoso, furioso, rabioso, angustiado, preocupado, contento, feliz, ilusionado, esperanzado, pleno, confundido, desesperanzado, amoroso, etc.

2.- No niegues tus emociones ni las de los demás. El que siente celos, amor, miedo, felicidad, etc. Es veraz. Las emociones son verdad, todas, para el que las siente.

3.- Si tu emoción es negativa, haz algo al respecto, ocúpate en algo, camina, oye música alegre, piensa bien antes de reclamar o platicar con alguien. Identifica cual es la causa de tu molestia o emoción, para manejar las emociones hay que razonar y utilizar el cerebro racional, que tu pensamiento siempre domine tu emoción.

4.- Ten presente que las emociones tienen un lugar de manifestación en tu cuerpo. Hay que ubicar en donde sientes, miedo, ira. Celos, felicidad. Angustia... ¿qué parte de tu cuerpo se afecta con tus emociones?

5.- Verbaliza tus emociones. Procúrate un confidente, una persona de confianza que te escuche y no te juzgue. Un buen sacerdote o un buen psicólogo puede ser una buena opción.

6.- Como prevención lee libros que te den información respecto a las emociones te recomendamos un par de ellos. "Inteligencia emocional" de Daniel Goleman, y "Por favor sea feliz" de Andrew Matthews.

7.-Medita y ora. Son fuentes inagotables de paz interna y tranquilidad. Y además son gratis.

8.- Rodéate de cosas bellas a los cinco sentidos. Buena música y buena charla para los oídos, buena comida y bebida para el paladar, buenos cuidados para el cuerpo, buenos paisajes y personas amadas así como buena lectura para la vista, buenos aromas para el olfato, muchas caricias para el tacto.

9.- Aprende a pensar. Desecha los pensamientos que te lleguen a la consciencia y elije que pensar. Enfócate en lo positivo y espera siempre lo mejor, pero prepárate para todo.

10.- Apréndete la máxima de Emerson que dice: "el descubrimiento más espectacular de este siglo (se refería al siglo XX) es el de saber que se pueden manejar las emociones por medio de los pensamientos.

Te deseamos éxito en tu manejo emocional.
Domina cuanto antes tu cerebro de reptil!!!

Compártelo con tus amigos por

No cuenta con ninguna opinión. Sé el primero en opinar.





Otros artículos

Otros artículos

© Todos los Derechos Reservados - Diseño: ¡Ya lo Encontré! El Directorio de México