Tu que ves, ¿El bosque, o los árboles?

Autor: José Manuel Guzmán Godos
98 consultas

El alumno que recién terminó la Prepa, está inquieto, ansioso y desesperado... anhela un lugar en la Universidad. Daría su vida por ese lugar... hace lo que tiene que hacer y más, se esmera al máximo por hacer bien su examen de selección. Cuida cada detalle y sabe las fechas, los procedimientos y los lugares a donde acudir para realizar su gestión académica.

El desempleado, busca trabajo. Arma Curriculums, presenta entrevistas, se vuelve incansable en su búsqueda y no ceja en su empeño. Anhela trabajar y estar activo y productivo. Como tiene mucha necesidad, "se agarraría de un clavo ardiendo" para resolver su situación...

La pareja enamorada desea fervientemente unirse en matrimonio... ya han comenzado los preparativos... ya tienen fecha y comienzan a juntar a sus padrinos y a vivir por anticipado su gran dicha. Al paso de los días su gran sueño se cristaliza, cada vez está más cerca el día de la consumación en la cuál serán finalmente marido y mujer !!!

Al tiempo indicado, el aspirante entró a la Universidad, el desempleado obtuvo un buen empleo y la pareja vive casada en un bonito lugar. Pero algo pasa con sus conductas, sus expectativas y sus sentimientos hacia el evento han cambiado.

A tiempo presente, el alumno universitario, se va de " pinta " muy seguido, tiene dificultades con algunas materias, reniega de algunos profesores y está comenzando a pensar que tal vez la escuela no es para él.

El empleado está encontrando dificultades para llegar a su hora, ha tenido fricciones con su jefe y le aburre el trabajo. No se aplica y ha sido amonestado un par de ocasiones por baja productividad, ya no está motivado y comienza a rondar por su cabeza, la idea de renunciar.

El joven matrimonio por su parte, pelea muy seguido y su interacción está basado en desacuerdos y reproches. Algunas escenas de celos se han producido... estar casado ya no es tan motivante… ¿ por que ya no es como antes ? en la mente de ambos comienza a aparecer la palabra... DIVORCIO.

¿ Qué ocurrió con éstas personas y sus grandes deseos de superación ? Se olvidaron que la vida es dual, sólo vieron el bosque y nunca los árboles...

Es obvio que toda dinámica humana, genera obstáculos y problemas, es parte de la dualidad de la vida... es totalmente ingenuo pensar que si asistes a la universidad, adquieres un empleo o te casas, el conflicto y la problemática de cada uno de esos casos, te alcanzara.

Si comienzas a cumplir con tus tareas de estudiante, de empleado, o de casado de mal humor y con desgano o incluso con ira, es un indicativo claro de que no hubo planeación y que esperabas que todo fuera miel sobre hojuelas.

La consolidación de planes y proyectos importantes, tienen un tiempo de maduración y no se realizan con una varita mágica.

El joven estudiante universitario necesita sostener e incrementar su entusiasmo y disciplina de estudio, TODA SU CARRERA Y NO SOLO EL IMPULSO INICIAL ILUSORIO DE QUE TODO SE HARÍA SIN CONFLICTO.

El nuevo empleado necesita valorar su trabajo y mantenerse automotivado, desarrollar las destrezas, habilidades y competencias adecuadas, para que el empleo que logró conseguir con tanta vehemencia, lo conserve y éste le dé la seguridad y continuidad en el mundo del trabajo.

El matrimonio nuevo necesita renovarse continuamente en sus demostraciones de afecto y asumir un compromiso real para conservar su unión y no pensar en botar todo al primer obstáculo más o menos serio.

De modo que, para todo nuevo proyecto hay que tener la energía mental, espiritual, profesional para emprenderlo o de lo contrario nos seguirá atormentando la frustración de dejar todo a la mitad y mal hecho con la consabida sensación de fracaso.

Por tanto, a revisar las estrategias y los proyectos emprendidos para ver si estamos realizando actividades vitales con la estrategia equivocada.

HAY QUE RECORDAR ENTONCES QUE... LA VIDA ES DUAL Y QUE... HAY QUE VER EL BOSQUE, Y TAMBIÉN LOS ÁRBOLES.

Compártelo con tus amigos por

No cuenta con ninguna opinión. Sé el primero en opinar.





Otros artículos

Otros artículos

© Todos los Derechos Reservados - Diseño: ¡Ya lo Encontré! El Directorio de México