En México no necesitamos capacitación, ¡Así estamos bien!

Autor: José Manuel Guzmán Godos
94 consultas

El Ingeniero Alfredo Sánchez, terminó sus estudios en una de nuestras Máximas Casas de Estudios y se puso a buscar trabajo. Una compañía Mexicana con clientes en el extranjero lo seleccionó, junto con otro candidato después de un arduo proceso de Reclutamiento y a la hora de la decisión, la balanza se inclinó hacia el otro candidato. El ingeniero Alfredo, no obstante de pasar todas las pruebas de selección no cumplió con un requisito: No hablaba inglés.

Durante su estancia en la facultad, no le dio importancia a capacitarse para hablar un idioma extranjero. Aceptó una plaza en su Área pero con un sueldo 4 veces menor al otro ingeniero quien representa a esa compañía en USA con auto y departamento para él y su familia.

La secretaria Angélica López López, es muy eficiente, trabaja con esmero y profesionalismo, pero a últimas fechas, nadie la soporta... les grita a sus compañeros de trabajo, avienta las cosas, siempre está de mal humor... aunque es muy profesional, genera muy mal ambiente en su trabajo ya que está intratable... nadie soporta sus arranques de mal humor. Su jefe se ha aguantado de despedirla porque ... " ¿donde va a conseguirse otra secre tan eficiente ?. Su jefe está molesto, pero lo soporta porque le sería difícil prescindir de ella. Su mejor amiga, Vicky le recomendó que tomara un entrenamiento en INTELIGENCIA EMOCIONAL. Angélica dice que " Para qué ? que así nació y no va a cambiar... que "Genio y figura, hasta la sepultura" Lo que no sabe es que su mal carácter está empezando a afectar a su empresa y ya le andan buscando sustituto.

Edgar Vargas es empresario. Tiene a su cargo un esmerado grupo de colaboradores. En total son 20. Aunque su empresa sigue en el mercado, el ambiente de trabajo en su empresa, es pésimo...

Se la llevan a puros chismes, rumores, albures, descalificaciones y crítica destructiva entre compañeros... el servicio al cliente deja mucho que desear hay muuucha rotación de personal y las ventas han bajado. El empresario obviamente ha tomado cartas en el asunto. Aplica un código de sanciones muy severo para " CORREGIR A SU PERSONAL " Hay castigo para todo lo que no se estipule como quiere la gerencia. Diario hay dos o tres regañados que deben obedecer sin chistar... porque las ordenes de Don Edgar, no se discuten. Un empresario exitoso, Don Arturo Esparza Orta, amigo de Don Edgar, al ver los apuros de su colega, le recomienda que capacite a su personal y que él mismo tome un entrenamiento en:

" COMUNICACIÓN EFECTIVA Y LIDERAZGO " A lo cual Don Edgar responde: " La capacitación es muy cara, yo no tengo para gastar en los inútiles de mis empleados " Tienen que aprender a sanciones, castigos y regaños, así aprendí yo y así deben funcionar ellos. " No estoy para perder ni tiempo ni dinero en cosas que no funcionan " " LA CAPACITACIÓN EN MI EMPRESA, NO ES NECESARIA... ASÍ ESTAMOS BIEN”.

El Ingeniero Sánchez aún no ha decidido completar sus estudios de Inglés y se encuentra en el mismo puesto y con el mismo salario que hace cuatro años.

La secretaria López fue sustituida y aún no encuentra otro empleo, ya que fue boletinada por su mal carácter y no la recomienda su ex-patrón.

La empresa de Don Edgar quebró. Tuvo que cerrar y aún NO termina de pagar todos los compromisos que había adquirido, con sus clientes y con sus empleados .

¿ Crees lector, que su suerte hubiera cambiado si se hubieran capacitado ? ¿ Crees que las personas y las empresas en México NECESITAN CAPACITACIÓN ?

NOS GUSTARÍA SABER TU OPINIÓN.

Saludos cordiales.

Compártelo con tus amigos por

No cuenta con ninguna opinión. Sé el primero en opinar.





Otros artículos

Otros artículos

© Todos los Derechos Reservados - Diseño: ¡Ya lo Encontré! El Directorio de México